Navidad 2017

Esta época es una de las festividades más importantes del cristianismo junto con la Pascua de resurrección y Pentecostés. Se conmemora el nacimiento de Jesucristo en Belén, celebrándolo el 25 de diciembre de cada año tanto en la Iglesia católica, la anglicana, la mayoría de las ortodoxas y en algunas comunidades protestantes. Es un día festivo en muchos países alrededor del mundo.

Además del origen cristiano de la Navidad, se ha ido mezclando su caracter religioso con la tradición de convivencia familiar, sin necesidad de ser creyente. Fue en el siglo XIX cuando empieza a afianzarse con el carácter que tiene hoy día. Se popularizó la costumbre del intercambio de regalos, se creó a Santa Claus o Papá Noel, (con sus fieles compañeros los elfos o duendes, yendo en un trineo tirado por renos) y regalar tarjetas de Navidad. Todo ello acompañado de villancicos, unos cantos referentes al nacimiento de Cristo o a la Sagrada Familia, junto con todo tipo de adornos navideños.

En muchos lugares de Europa hay una creciente tendencia, impulsada principalmente desde las parroquias locales, para recuperar el sentido religioso de la Navidad y su verdadero significado.

En algunos países existe un personaje o varios que se dedican a dejar regalos bajo el árbol de Navidad. Se trata de un elemento decorativo para el que se suele emplear una conífera (o arboles artificiales) decorada con adornos como bolas, luces o figuritas. Al ser un árbol de hoja perenne simboliza el amor de Dios.

La utilización de belenes, pesebres o nacimientos navideños consiste en la representación del nacimiento de Jesús, mediante una maqueta de la ciudad de Belén y sus alrededores. Las figuras principales son el establo donde nació Jesús, la Sagrada Familia (Virgen y San José), los animales como el buey y la mula, y los pastores. Además de los 3 Reyes de Oriente o Reyes Magos (Melchor, Gaspar y Baltasar) y una estrella con una estela que suele colocarse en lo alto del árbol.

La Navidad evoca paz y amor.